Teléfonos en la vía pública

Son equipos de acceso público conectados a la red pública capaces de tasar en forma automática las llamadas, independientemente de quién sea el titular, permitiendo realizar o recibir llamadas telefónicas.

Desde estos teléfonos, que se encuentran instalados en la vía pública y lugares cerrados de gran afluencia de público (ej.: hospitales, Centros Comerciales, aeropuertos, etc.) se puede acceder al servicio de telefonía y realizar tanto llamadas locales como  de larga distancia nacional e internacional.

Estos teléfonos permiten distintas formas de pago, entre ellas tarjetas prepagas o pospagas, y monedas de curso legal de $0.05, $0.10, $0.25, $0.50 y $1.

También desde ellos se puede acceder a los servicios especiales de marcación corta, tanto los de emergencia como los servicios a la comunidad, siempre y cuando estos estén disponibles en el área desde el cual se originan las llamadas; asimismo, desde estos teléfonos públicos es posible acceder a los servicios de cobro revertido automático y cobro compartido, siempre y cuando el prestador de estos últimos servicios haya acordado tal acceso con el titular de la red pública.

Al finalizar la comunicación, si aún tiene crédito remanente, al oprimir la tecla "R", podrá efectuar otra llamada sin colgar el microteléfono. Las monedas no consumidas deberán ser devueltas aplicando el sistema “mejor vuelto”.

Por otra parte, faltando quince segundos para finalizar el crédito de una llamada, el teléfono anunciará en forma visual y sonora que deberá introducir un medio de pago para seguir la comunicación.